. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

Tragado y escupido

Cuando era un niño en la escuela dominical, escuché la historia de Jonás siendo tragado por un pez grande. Recuerdo haber sido un poco escéptico ante toda la idea y nunca estaba muy seguro de cuál era el sentido de una historia así. Pero recientemente decidí estudiar esa historia más a fondo. Esto es lo que aprendí.

Jonás, Capítulo 1 – Versículo 1 – Vino palabra de Jehová a Jonás hijo de Amittai.

Jonás vivió aproximadamente 800 años antes de la época de Cristo. Se conocen muy pocos hechos reales sobre Jonás, aunque hay muchas historias y leyendas extrabíblicas sobre los eventos que registra en este libro. La frase “palabra del Señor” proviene del hebreo debar-Yahweh y significa que era un mensaje directamente de Dios a Jonás.

Versículo 2 – ¡Levántate! Ve a la gran ciudad de Nínive y predica contra ella, porque su maldad me ha enfrentado.

Dios le dijo a Jonás que fuera a predicar en Nínive. Nínive era la ciudad más grande del mundo en ese momento y fue la capital del Imperio Asirio. La ciudad estaba gobernada por los enemigos de los judíos.

Versículo 3 – Sin embargo, Jonás se levantó para huir a Tarsis de la presencia del Señor. Bajó a Jope y encontró un barco que iba a Tarsis.

Jonás se negó a obedecer a Dios y corrió en la dirección opuesta. Jonás pensó que al huir evitaría la presencia de Dios. Cuando hacemos cosas que sabemos que no debemos hacer, a menudo queremos faltar a la iglesia y evitar nuestra lectura y oración diaria de la Biblia.

Versículo 4 – Entonces el Señor lanzó un viento violento sobre el mar, y se levantó una tormenta tan violenta en el mar que el barco amenazó con romperse.

Jonás pensó que podía huir de Dios, pero rápidamente aprendió que Dios está en todas partes. Dios envió tal tormenta contra ese barco que casi se rompió en pedazos. Aunque Dios es un Dios amoroso y misericordioso, sabe cómo llamar nuestra atención cuando lo necesita.

Versículo 7 – ¡Vamos! Los marineros se decían unos a otros: Echemos suertes. Entonces sabremos quién tiene la culpa de este problema en el que estamos. Entonces echaron suertes, y todos señalaron a Jonás.

Aunque los marineros no eran seguidores de Dios (véase el versículo 5), reconocieron la mano de Dios cuando la vieron. Echar suertes era una forma anticuada de decidir algo cuando no había otra forma de encontrar una respuesta. Es como lanzar una moneda al aire en nuestra sociedad moderna. La gente que echaba suertes creía que Dios, o el destino, o algún otro poder, elegiría correctamente. A menudo, se colocaba un montón de piedras planas en una bolsa. Una piedra estaría marcada de alguna manera. Quien sacó la piedra marcada era el “ganador”. En este caso, Dios ordenó que la suerte cayera sobre Jonás, quien de hecho era el culpable. Números 32:23: asegúrese de que nuestro pecado nos descubra.

Verso 12 – Él les respondió: “Levánteme y arrójeme al mar para que se calme, porque yo sé que yo soy el culpable de esta violenta tormenta que está contra ustedes”.

Jonás supo de inmediato que fue su desobediencia a Dios lo que había causado la tormenta. En el fondo, sabemos cuándo hemos hecho algo malo y merecemos ser castigados. Su desobediencia había puesto en peligro la vida de toda la tripulación. Cada vez que pecamos, quienes nos rodean pueden verse atrapados en las consecuencias de nuestro pecado. Tenemos el deber de vivir correctamente ante Dios por el bien de los demás.

Jonás estaba tan concentrado en su propia pecaminosidad que entendió mal el propósito de la tormenta. Dios no estaba tratando de matar a Jonás. Dios estaba tratando de hacer que Jonás se arrepintiera de su pecado y regresara a un lugar de obediencia. Jonás les dijo a los hombres que lo tiraran por la borda, pensando que su muerte satisfaría la ira de Dios y que la tormenta terminaría. Solo hay la muerte de UN HOMBRE que podría satisfacer la ira de Dios, ¡y ese hombre es Jesús! Debemos dejar de hacer todo sobre nosotros y aceptar la misericordia de Dios.

Versículo 17 – Entonces el SEÑOR designó un gran pez para que se tragara a Jonás …

“Designado” es la palabra hebrea manah, que literalmente significa “preparado”. Dios había preparado este pez para hacer este trabajo en particular en este momento particular de la vida de Jonás. Aunque a menudo vamos en la dirección equivocada y hacemos lo incorrecto, Dios siempre está preparado para convertir nuestro desorden en algo maravilloso. Este puede haber sido un pez único que Dios preparó únicamente para este propósito. Dios a menudo hace cosas “una vez en la vida” por nosotros, por lo que deberíamos estar agradecidos. Este pudo haber sido un pez común que Dios usó de una manera especial. Dios a menudo usa las cosas normales de la vida para darnos a conocer Su voluntad. Ya fuera un pez especial o un pez normal, Dios lo usaría para enseñarle a Jonás una importante lección de vida. Ya sea que Dios use experiencias únicas o sucesos cotidianos, Él nos guiará si aprendemos a escuchar. Algunos escépticos han argumentado que toda la historia de Jonás era demasiado fantástica para creer.

¿Podría un gran pez tragarse realmente a un hombre?

Hay dos tipos de peces conocidos que son lo suficientemente grandes como para tragar a un hombre. Uno es Balaenoptera Musculus, ballena de fondo sulfuroso. El otro es el Rhinodon Typicus, a menudo llamado tiburón ballena. Es el pez más grande del mundo. Ambos se alimentan abriendo sus enormes bocas y recogiendo grandes cantidades de agua y cualquier otra cosa que contenga. Cuelan el agua y se tragan el resto. Ninguno de los dos tiene dientes, por lo que no mastica su captura, simplemente se la traga entera. Estos peces tienen de 4 a 6 compartimentos en el estómago, cualquiera de los cuales es lo suficientemente grande como para que quepa una persona. En la cabeza de la ballena hay una cámara de almacenamiento de aire que mide 7 pies de alto, 7 pies de ancho y 14 pies de largo. Si la ballena traga algo que se mete en su cámara del seno nasal donde se almacena todo el aire, le da dolor de cabeza a la ballena y va a la orilla y la escupe. Aunque Dios pudo haber usado algunos peces especiales que creó con el único propósito de tragar a Jonás, Dios también pudo haber usado cualquiera de los tipos de peces normales. De cualquier manera, Dios fue quien hizo que todo esto sucediera.

¿Podría una persona sobrevivir a la ingestión de una criatura así?

El periódico Cleveland Plain Dealer citó un artículo escrito por el Dr. Ransome Harvey, quien dijo que un perro se perdió por la borda de un barco. Se encontró en la cabeza de una ballena seis días después. ¡El perro estaba vivo y ladraba! (Página 18 de “Jonah” ¿Vivo o muerto? Por J. Vernon McGee.)

Frank Bullen escribió un libro llamado “El crucero del Cathalot” que cuenta la historia real de un tiburón de 15 pies que fue tragado vivo por una ballena y escupido justo antes de que un barco ballenero matara a la ballena. (Página 18 de “Jonah” ¿Vivo o muerto? Por J. Vernon McGee.)

M. de Parville, un famoso científico francés, registra la historia de James Bartley, que vivía en las Islas Malvinas de América del Sur, que se informó que se ahogó en el mar. Dos días después de la desaparición del Sr. Bartley, algunos marineros mataron una ballena. Cuando cortaron a la ballena, para su sorpresa, encontraron al Sr. Bartley adentro, inconsciente pero vivo. Se recuperó y vivió una vida larga y normal. (Página 19 de “Jonah” ¿Vivo o muerto? Por J. Vernon McGee.)

El Dr. Harry Rimmer, presidente de la Oficina de Investigación Científica de Los Ángeles, escribe sobre un marinero inglés que fue tragado por un Rhinodon gigantesco en el Canal de la Mancha. Cayó por la borda tratando de arponear a la bestia que se dio la vuelta y se lo tragó. 48 horas después, ese mismo pez fue finalmente sacrificado y el marinero estaba vivo adentro. Se recuperó en solo unas horas. (Página 19 de “Jonah” ¿Vivo o muerto? Por J. Vernon McGee.)

Podemos optar por creer por fe que este fue un pez especial que Dios hizo solo para este propósito y no sentir la necesidad de una explicación científica. Podemos optar por aceptar los ejemplos de la ciencia de sucesos pasados ​​”similares a Jonás”. De cualquier manera, la fe y la ciencia están de acuerdo en que una persona puede ser tragada por un pez grande y vivir para contarlo.

Versículo 17 -… y Jonás estuvo en el pez tres días y tres noches.

“Tres días y tres noches” fue el tiempo que pasó Jonás en el pez. Lo más probable es que este fuera el tiempo que le tomó a Jonah desde donde NO se suponía que debía estar hasta donde se suponía que debía estar. Aunque Dios puede convertir nuestros líos en algo bueno, es posible que tengamos que pasar un período de tiempo en los líos más oscuros de nuestras vidas. No debemos esperar arreglos “instantáneos” de Dios, rara vez trabaja de esa manera.

Capítulo 2, versículo 1: Jonás oró al SEÑOR su Dios desde el interior del pez.

Jonah había tomado una mala decisión y ahora estaba en un lío por eso. Sin embargo, Jonás se dio cuenta de que Dios todavía lo amaba y podía ayudarlo. Jonás hizo lo único que podía hacer, ¡ORAR! Cuando tomamos una mala decisión, nunca deberíamos avergonzarnos demasiado de hablar con Dios al respecto. Él solo está esperando que vayamos a Él en busca de ayuda.

Verso 2 – Llamé al SEÑOR en mi angustia, y él me respondió. Clamé por ayuda en el vientre del Seol; Escuchaste mi voz.

“Angustia” – Aunque Jonás era un profeta de Dios, todavía no aprendió a confiar en el Señor hasta que estuvo angustiado. Demasiados de nosotros no aprendemos realmente a depender de Dios hasta que algo realmente malo sucede en nuestras vidas. Cuando Dios nos ayuda en nuestra angustia, debemos asegurarnos de no abandonar a Dios tan pronto como termine la crisis. “Sheol”: esta es la palabra que se traduce con mayor frecuencia como “infierno” en la Biblia. Lleva la idea de estar completamente separado tanto de Dios como de los demás. Imagínese a Jonás sentado en la oscuridad absoluta. Piense en lo estrecho y maloliente que debe haber sido. Lo más probable es que también se hayan tragado otros peces y pequeñas criaturas marinas. ¡Imagínese sentir a uno de ellos arrastrándose por nuestros cuerpos en la oscuridad! Jonah debió haberse sentido como si estuviera en un infierno viviente. Poco sabía él que Dios estaba esperando saber de él y librarlo. A veces las cosas se ponen tan mal que parece que vivimos en un infierno en la tierra. A veces nos sentimos separados de Dios y de todos y de todo lo que es importante para nosotros. ¡Pero Dios está esperando saber de nosotros!

Versículo 4 -… sin embargo, miraré una vez más hacia Tu santo templo.

Jonás se sintió separado de Dios, pero decidió darle al Señor una oportunidad más. Jonás miró hacia atrás al Señor y ese fue el comienzo de su salvación del infierno viviente que estaba experimentando. No importa cómo sea nuestro pasado y qué equipaje llevemos, siempre podemos volvernos al Señor y ser salvos tanto de un infierno viviente como de un infierno eterno.

Versículo 6: ¡la tierra con sus barrotes de prisión cerrados detrás de mí para siempre!

Jonás se sintió atrapado en una prisión que él mismo había creado. A Jonás le pareció que esta prisión duraría para siempre. Pero sabemos que su viaje en el pez solo iba a durar tres días. Recuerde: el dolor y la tristeza no durarán para siempre. Tenga cuidado de no tomar decisiones permanentes en un esfuerzo por resolver problemas temporales.

Versículo 9 -… Te ofreceré sacrificios con voz de acción de gracias.

Observe el rápido crecimiento espiritual de Jonás. Pasa de la desesperación a la oración una vez que vuelve a centrar su atención en Jesús. Jonás pasa de una actitud de infierno a una de esperanza. Jonás había estado huyendo de Dios, ¡ahora está listo para sacrificar cualquier cosa por Dios y agradecer al Señor por la oportunidad de hacerlo! A menudo nos dirigimos al Señor en tiempos de problemas y dificultades en nuestra vida. Aunque algunos solo buscan una solución rápida de Dios y luego volverán a sus caminos pecaminosos, otros se dan cuenta de que esta es una oportunidad para una vida completamente nueva. Aquellos que realmente encuentran al Señor comenzarán a sacrificarse por Dios y estarán agradecidos por hacerlo.

Versículo 10 – Entonces el SEÑOR ordenó al pez, y éste vomitó a Jonás en tierra firme.

Note que el Señor estuvo al mando de los peces todo el tiempo. Nunca debemos olvidar que no importa cuán mal se pongan las cosas en nuestras vidas, Dios todavía tiene el control. Dios tiene el poder de dar mandatos a cualquier persona o cosa en el universo y Dios a menudo usa ese poder para impactar nuestras vidas de manera poderosa. El pez vomitó a Jonás de nuevo. El vómito de cualquier tipo es bastante desagradable, ¡pero imagina cuánto vómito tiene un pez gigante! Jonás debió verse bastante rudo cuando entró en la ciudad y comenzó a predicar. ¡Probablemente no era la impresión que quería causar al comenzar su cruzada de predicación! Dios nos ayuda a volver a donde debemos estar, pero no debemos esperar que desaparezcan todas las consecuencias de nuestros errores. A menudo, hay ciertos aspectos de nuestros errores pasados ​​que permanecen en nuestras vidas. Deberíamos estar agradecidos por cómo nos recuerdan lo malo que era cuando estábamos caminando en desobediencia a Dios.

Conclusión:

1. Cuando Dios nos dice claramente qué hacer, ¡debemos obedecer!

2. Si desobedecemos, nos meteremos en un gran lío.

3. No importa cuán grande sea el desastre que hagamos, Dios ha preparado una manera de lidiar con él.

4. Para arreglar nuestro lío, debemos dejar de huir de Dios y llamarlo.

5. Dios da segundas oportunidades, pero debe estar listo para vivir con algunas de las consecuencias de nuestros errores.

  • admin

    Related Posts

    How Can I Practice Piano Transcription at Home?

    Practice Piano Transcription at Home As a piano student, it is sometimes hard to find time in your busy day for practice at the instrument. However, there are many ways…

    Investigación del accidente aéreo de Kegworth

    Kegworth 1989: ¿un accidente a punto de ocurrir? El 8 de enero de 1989, el vuelo nacional de rutina 092 estaba en ruta desde el aeropuerto de Heathrow de Londres…

    Leave a Reply

    Your email address will not be published. Required fields are marked *

    You Missed

    How do I know if my AC repair is under warranty?

    • By admin
    • June 15, 2024
    • 1 views

    Bagaimana Fungsi Slot Pragmatis dalam Percakapan?

    • By admin
    • June 13, 2024
    • 2 views

    How Does an AI Video Editor Compare to Human Editors?

    • By admin
    • May 25, 2024
    • 25 views

    Can Prototype PCB Assembly Be Recycled?

    • By admin
    • May 24, 2024
    • 24 views

    How do you prevent solder bridging during Flex pcb design?

    • By admin
    • May 22, 2024
    • 26 views

    How do you optimize stencil design for Smt pcb assembly?

    • By admin
    • May 21, 2024
    • 22 views